Despertar Entrerriano

Diario de Concordia

Conoce los siete tipos de risa y su significado

De alegría. De nervios. Forzada. Espontánea. Aunque solemos asociarla a la felicidad y al bienestar, existen distintos tipos de risa y cada uno de ellos tiene un significado.


En sí, podríamos decir que la risa es un conjunto de movimientos bucales y faciales. También están implicados otros sistemas, como el respiratorio y el cardíaco. Sin embargo, los sentidos no son los mismos. El tono de una risa y los gestos que acompañan pueden indicarnos que se trata de una risa irónica o todo lo contrario.

Incluso, somos tan conscientes de que no todas las risas significan lo mismo, que hasta hemos creado formas de escribir distintas risas en nuestras conversaciones virtuales. Así, más de una vez nos hemos encontrado descifrando un jajajaja de un ja.

7 tipos de risa y qué significan
La risa es una respuesta a una situación o estimulo determinado. Tiene numerosos beneficios, aunque entre los principales se destacan que es un factor de salud y nos vincula con el bienestar.

Cuando nos reímos, más allá de todos los músculos implicados, el cerebro libera dopamina, la hormona de la felicidad. Su actuación en el organismo hace que se pongan a trabajar los músculos torácicos, modulando la entrada y salida de aire y provocando el típico sonido de la risa.

Sin embargo, ahora que sabemos que existen distintas variaciones, podemos inferir que la que acabamos de describir está asociada a las sensaciones placenteras y de bienestar. Pero no siempre los tipos de risas se relacionan a las emociones positivas.

1. Risa profunda o de carcajadas
Es uno de los tipos de risa que identificamos como contagiosa, perfectamente audible y hasta se trata de un gesto profundo, por los movimientos diafragmáticos que implica. Se la considera la más auténtica, ya que se ponen en juego numerosas estructuras neuronales.

Una de sus características principales es que es involuntaria, de allí que sea tan genuina. Se conoce como sonrisa de Duchenne.

2. Risa irónica
Este tipo de risa, lo que nos quiere mostrar es todo lo contrario a una interpretación literal. Así, en lugar de significar gracia, puede igualarse a una risa de desprecio, que señala rechazo.

3. Risa nerviosa
Este tipo de risa es la excusa o el medio para sortear una situación incómoda. Sirve para atenuar el efecto que se ha generado dentro del organismo.

4. Risa de cortesía
Al igual que el tipo anterior, se trata de una risa voluntaria, empleada como un medio para agradar, para simpatizar con alguien en un momento determinado. También suele ser empleada como un modo de asentir o afirmar lo que la otra persona está diciendo.

5. Risa inducida por cosquillas
Como su nombre lo indica, es aquel tipo de risa que se produce a partir de una reacción física.

6. Risa patológica
Este tipo de risa no es placentera, ya que está originada en un problema neurológico. Es un tipo de risa que no se puede controlar, que surge en cualquier momento, y que no siempre es oportuna.
Para ejemplificarlo, podemos recordar el caso del personaje del Guasón en la película Joker. Allí se establece que el protagonista tiene un cuadro de risa gelástica.

7. Risa malvada
Ese tipo de risa es la típica de las actuaciones de los villanos de una película o telenovela. Es una risa fingida y planeada.

Beneficios e importancia de la risa en la sociabilidad
Los tipos de risa también son un factor de socialización. Más de una vez nos empezamos a reír porque alguien lo estaba haciendo de manera contagiosa.

Alivia tensiones y ayuda a afrontar momentos incómodos. La risa puede ser esa válvula de escape que se necesita frente a determinados momentos.

Otros beneficios de la risa son los siguientes:
Es positiva para el sistema cardiovascular, ya que reduce la presión arterial.
Mejora la oxigenación.

Favorece el sistema inmunitario.

Al implicar la movilización de diversos músculos, también quema calorías.

Reduce el estrés, al inhibir la producción de cortisol y liberar endorfinas.

Disminuye los pensamientos negativos, al permitir la expresión de las emociones.

Tiene efectos relajantes, ya que reduce el miedo y la ansiedad.

Permite un mejor descanso y combate el insomnio, gracias a la fatiga sana que acarrea.

La risa como un factor de resiliencia
Ahora conocemos el rol de la risa como un factor protector de la salud y como una forma de hacer frente a las adversidades. De allí el uso de la risoterapia, especialmente en pacientes que se encuentran bajo tratamiento crónico del dolor.

A diario nos vemos atravesados por múltiples experiencias, cada una con una vivencia y un tono emocional diferente. La risa es una herramienta para afrontar las dificultades. Sin embargo, la felicidad tampoco debe ser un mandato que nos lleve a negar lo que sentimos: apostemos por un optimismo inteligente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube
YouTube
Instagram
WhatsApp