Despertar Entrerriano

Diario de Concordia

Obesidad: Un problema de salud que va más allá de lo meramente estético

*Por la Lic. Antonella Baldesari Sciammarella

La obesidad es multifactorial no tiene que ver sólo con el exceso de una ingesta energética, también influyen el ambiente, el sedentarismo, el estrés, la falta y alteración en el sueño o descanso, la microbiota, entre otros.

-¿Qué es la obesidad?

Según la OMS, la obesidad se define como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud.

Un índice de masa corporal (IMC) superior a 25 se considera sobrepeso, y superior a 30, obesidad. El problema ha adquirido proporciones de epidemia; más de cuatro millones de personas mueren cada año por causas relacionadas con el sobrepeso o la obesidad, según estimaciones de 2017 sobre la carga mundial de morbilidad.

El índice de Masa Corporal (IMC) es aceptado por la mayoría de las organizaciones de salud como una medida de primer nivel de la grasa corporal y como una herramienta de detección para diagnosticar la obesidad. Aunque el IMC es útil en estudios poblacionales y epidemiológicos, no es una herramienta adecuada para diferenciar con precisión los componentes importantes del peso corporal y, por lo tanto, no debería ser utilizado para tomar decisiones clínicamente importantes a nivel individual.

-¿Cuáles son las consecuencias para la salud?

La obesidad es una enfermedad multicausal la cual trae muchísimas consecuencias en la salud, como por ej.: enfermedad cardiaca y cerebrovasculares, diabetes tipo 2, problemas respiratorios, distintos tipos de cáncer, problemas digestivos, artrosis, etc. También como se vio en pandemia, la obesidad aumenta el riesgo de desarrollar síntomas graves si te infectas con la enfermedad por coronavirus 2019 (COVID-19).

-Hay distintos factores que influyen en la obesidad; ¿es importante reconocerlos para un mejor tratamiento?

Es importante reconocerlos, ya que; la obesidad es multifactorial no tiene que ver sólo con el exceso de una ingesta energética, también influyen el ambiente, el sedentarismo, el estrés, la falta y alteración en el sueño o descanso, la microbiota, entre otros.

-Al iniciar el tratamiento; ¿qué es lo primero que debe tener en cuenta una persona con sobrepeso?

Para tratar a una persona con obesidad o sobrepeso es necesario conocer, en primer lugar, el agente desencadenante de la enfermedad, ya que no todas las personas con obesidad siguen un mismo patrón. Esto se debe a que la obesidad no se origina por causa de un único factor. Hay personas con obesidad en las que una ingestión exagerada de alimentos les induce a un aumento excesivo del tejido adiposo, mientras que en otras, trastornos metabólicos desencadenan la enfermedad. Debido a ello resulta necesario estudiar de forma individualizada cada caso.

Ciertamente resulta muy complicado establecer pautas fijas para una población donde los hábitos de vida, las necesidades, las condiciones, los gustos y los objetivos que pueden ser alcanzados son muy heterogéneos. Por esta razón no podemos hablar de una dieta ideal en todos los casos, sin embargo, es necesario que satisfaga todas las necesidades nutricionales, que permita un control del peso ideal y que, en la medida de lo posible, resulte atractiva para la persona. Es necesario, en definitiva, que la dieta sea equilibrada y contenga todos los nutrientes necesarios.

-¿Cuáles son los hábitos principales que debe modificar?

Los hábitos principales que se deben modificar van más allá de la alimentación, la modificación es en el estilo de vida: realizar actividad física, manejar el estrés, descansar correctamente, y tener una microbiota saludable.

-¿Cuánta influencia tiene el entorno en las personas con sobrepeso?

En los niños el entorno social es una de las influencias cercanas que más afecta en su peso y en su comportamiento relacionado con el peso (p. ej., la dieta y la actividad física). El entorno social de un niño está formado por los miembros de su familia, amigos, maestros, etc. (es decir, por los integrantes de su red), que ejercen una influencia directa o indirecta sobre el niño. Los padres son una de las fuentes más importantes de influencia social respecto al peso del niño y sus comportamientos relacionados con el peso; debido tanto a los lazos afectivos como al hecho de estar compartiendo el entorno doméstico. Por ejemplo, los padres pueden supervisar la alimentación de sus hijos para intentar que adopten hábitos más saludables, como un mayor consumo de frutas y verduras. Sin embargo, el hecho de que los padres den el ejemplo consumiendo ellos mismos frutas y verduras es uno de los predictores más fiables del consumo de estos alimentos en los niños. «Predicar con el ejemplo» no solo sirve para transmitir normas y expectativas, sino también para desarrollar habilidades que ayudan a adoptar comportamientos saludables y para garantizar que el entorno respalda este tipo de elecciones.

Sin embargo, las influencias socio-ambientales también pueden aumentar el riesgo de obesidad en la infancia. Por ejemplo, un padre o una madre bien intencionados pueden restringir determinados alimentos (p. ej., bebidas azucaradas) a sus hijos como forma de limitarles el acceso a estos productos, pero la restricción puede tener consecuencias no deseadas, como que el niño los busque más en otros contextos. Igualmente, un padre o una madre pueden explicar a sus hijos la importancia de la actividad física, pero tener ellos un comportamiento sedentario que no sirve como ejemplo. Además, aunque la mayoría de los estudios se centran en la influencia de los padres y otros miembros de la familia, las influencias socio-ambientales actúan en muchos contextos de la vida del niño, como los centros de cuidado infantil, jardín/escuela, el sistema de salud, el barrio y otros entornos comunitarios.

-¿Cuáles son los indicios para darte cuenta que estas en sobrepeso?

Para conocer si una persona está en sobrepeso se podría hacer calculando su IMC, pero a nivel individual esto no nos dice si el exceso de peso es de grasa o músculo; ya que por ejemplo, una persona que realiza deporte puede que tenga un exceso de peso (sobrepeso) pero por el porcentaje de masa muscular y no porque tenga exceso de grasa corporal. Para conocer esto hay hacer una consulta nutricional personalizada dónde se evalúe mediante bioimpedancia o antropometría la composición corporal

En líneas generales si hablamos de personas individuales, no hay una fórmula exacta para calcular si tiene exceso de peso por exceso de grasa o músculo. Si existen métodos de medición como por ejemplo las balanzas de bioimpedancia o la antropometría que estiman entre otros componentes, el porcentaje de masa muscular y grasa corporal.

-¿Qué actividad física es la más recomendable para ayudar a bajar de peso?

Lo ideal es mantenerse activo, moverse y evitar el sedentarismo.

Entrenar la fuerza te permitirá no perder musculo (importante para tu salud y tu metabolismo). Los ejercicios de fuerza y el ejercicio aeróbico son igual de efectivos para ayudarte a perder grasa así que se pueden combinar o no. Ninguno es mejor que otro para bajar la grasa. Hay que tener presente que la gran diferencia (a la hora de bajar la grasa) la hace la nutrición y el ejercicio complementa a tu alimentación diaria.

-¿Los pacientes con obesidad y sobrepeso tienen más problemas de salud o son puramente estéticos?

Las personas con obesidad pueden tener muchísimos problemas de salud que van más allá de lo meramente estético. En algunas personas lo estético puede afectar a nivel emocional o de autoestima lo que impacta en su salud mental, la cual no es consecuencia directa de la obesidad pero que si afecta tanto en niños como adultos en dificultades para relacionarse, realizar alguna actividad física, integrarse, etc. Lo que si puede traer como consecuencia la obesidad son las enfermedades como diabetes tipo 2, hipertensión, problemas cardiovasculares, distintos tipos de cáncer, problemas de fertilidad, etc.

-¿Cuándo es el momento para comenzar a tratar el sobrepeso, que le aconseja al paciente?

Mi recomendación es no esperar a que se instale el exceso de peso, sino que prevenirlo. Es decir, si sos una persona que no tiene exceso de peso actualmente, pero tenés hábitos que no son saludables, como por ejemplo: comer de manera inadecuada, no consumir frutas, verduras, suficiente proteína, comes grasas que no son de calidad, no haces actividad física, estas bajo mucho estrés, no descansas bien, etc. esto si lo sostenés en el tiempo va a predisponer a que tengas sobrepeso u obesidad, con las consecuencias que esto conlleva. Es por esto que si no sabes cómo alimentarte correctamente, que es lo que tu cuerpo necesita para estar saludable, con energía y prevenir enfermedades, te recomiendo que hagas una consulta nutricional personalizada para poder prevenir el sobrepeso u obesidad.

Antonella Baldesari Sciammarella
Lic. en Nutrición MP CONUER 443
Me encuentran en Instagram como: nutrición.antobaldesari
Contacto: 3454194662

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube
YouTube
Instagram
WhatsApp