Despertar Entrerriano

Diario de Concordia

El Gobierno reparte casi 50 mil millones de pesos por mes con el programa Potenciar Trabajo

Las organizaciones de izquierda, que ayer hicieron más de 100 piquetes en todo el país, perciben la quinta parte. Según un informe del Ministerio de Desarrollo Social, a cargo de Victoria Tolosa Paz, el resto del dinero se reparte entre diversos movimientos oficialistas.

Los movimientos oficialistas y opositores reciben, a través de los beneficiarios del plan Potenciar Trabajo, un mínimo de $49.248.498.175 al mes según el presupuesto aprobado por el Congreso de la Nación.

De ese monto, las organizaciones de izquierda, enroladas en la Unidad Piquetera, perciben $9.448.890.000. El resto de los más de 39 mil millones de pesos se lo reparten entre los movimientos sociales oficialistas, a través de sus cooperativas o Unidades de Gestión, e intendencias y gobernaciones.

Como informó este medio, el programa Potenciar Trabajo posee un presupuesto de $590.981.978.110, el mayor de la cartera que dirige Victoria Tolosa Paz y que debería destinarse, en 2023, a más de 1.200.000 beneficiarios. O sea que el Estado les gira, según datos del mes de febrero, $33.871 a cada uno de ellos, equivalente al 50% del salario mínimo vital y móvil.

Esto lo reciben por trabajar 20 horas semanales en las Unidades de Gestión, o cooperativas que dependen de las organizaciones sociales, municipales, de gobernaciones y, en menor medida, de organizaciones no gubernamentales e iglesias.

Esa enorme masa de dinero es administrada por la Secretaría de Economía Social a cargo de Emilio Pérsico. El dirigente es, además, uno de los lideres del Movimiento Evita, la mayor organización social oficialista.

Después de la fuerte marcha que las organizaciones de izquierda realizaron en todo el país -por las más de 154 mil suspensiones en el Potenciar Trabajo dispuestas por Desarrollo Social por no realizar la validación biométrica- Tolosa Paz cruzó a los piqueteros. Ella aseguró que, del Polo Obrero (PO), la organización que responde a Eduardo Belliboni, no validó a unas 6.000 personas que certificaron como trabajadores de alguna de sus Unidades de Gestión.

Son unos $203.226.000 mensuales que no quedarían en manos de personas que hasta ahora figuraban en el Potenciar Trabajo. Anualizada la cifra ascendería a casi dos mil quinientos millones de pesos. Belliboni se defendió asegurando que esas personas, sin importar si son del PO o de otras organizaciones, no validaron por falta de conectividad o porque la página del ministerio estaba caída.

Potenciar Trabajo en la mira

Las posibles irregularidades en el pago del programa social, el mayor plan del ministerio de Desarrollo Social, surgió después de que Infobae publicara, de manera exclusiva, que un entrecruzamiento de la AFIP, ordenado por el ex ministro de esa cartera Juan Zabaleta, detectó presuntas irregularidades en el pago mensual de 253.184 planes. El titular de la AFIP, Carlos Castagneto, reconoció, ante el fiscal federal Guillermo Marijuán, la veracidad del informe.

A través de una propia investigación, Marijuán concluyó que la ministra Tolosa Paz y Pérsico, a cargo del Potenciar Trabajo, debían haber dado de baja de inmediato a esos titulares, por cobrar el beneficio aún teniendo incompatibilidades. Por eso los imputó a ambos y ahora el expediente tramita en el juzgado del juez Ariel Lijo.

La ministra, se sintió obligada a enfrentar el “piquetazo” nacional de los movimientos de izquierda, difundiendo solo los datos que cobran los beneficiarios que trabajan en sus Unidades de Gestión, obtenidos de la validación biométrica de datos. No aportó, en cambio, la misma información de las agrupaciones oficialistas agrupadas en la Unión Trabajadores de la Economía Popular, como el Evita, Somos Barrios de Pie, la Corriente Clasista y Combativa, el Frente Popular Darío Santillán y el MTE, entre otros.

De ese relevamiento, al que accedió este medio, surge que, 266.795 beneficiarios realizan sus tareas en Unidades de Gestión que administra la Unidad. Esas personas perciben casi 9,5 millones de pesos.

Según los datos de Desarrollo Social, el Polo Obrero y el Frente de Unidad Piquetera reúnen, en sus cooperativas de trabajo, a 148.367 beneficiarios del Potenciar, por lo que el Estado les gira de manera mensual $4.466.010.000. Otras 65.000 personas cumplen funciones en Unidades de Gestión de Libres del Sur, lo que hace un importe de $2.641.200.000. Y, además, otros 11.000 beneficiarios del MST cobran $439.680.000 mientras que más de 40 mil cooperativistas, nucleados en a la Coordinadora por el Cambio Social, perciben $1.902.000.000.

El trabajo realizado por los funcionarios de Tolosa Paz, también afirma que los movimientos de izquierda, alineados en la Unidad Piquetera, prácticamente recibieron la totalidad de alimentos comprometidos para enero de este año: 2.796.011 kilos con un costo de 857 millones de pesos.

La Unidad Piquetera, a través de un comunicado, asegura que “la información proporcionada por funcionarios de Desarrollo Social es absolutamente falsa, mentirosa y mal intencionada” y, sin aportar datos propios sobre la validación biométrica -realizada por los beneficiarios de Potenciar Trabajo en sus Unidades de Gestión- insiste en que “una vez más, están estigmatizando a las organizaciones populares con cifras multimillonarias y disparatadas, que desmentimos totalmente: el único objetivo es embarrar la cancha”.

Fuente: Infobae

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube
YouTube
Instagram
WhatsApp