14 de julio de 2024

Despertar Entrerriano

Diario de Concordia

En la provincia aumentó la demanda de trabajo pero las empresas no están tomando gente

En un contexto de incertidumbre económica, la mayoría de las empresas suspendieron la incorporación de personal nuevo a sus plantas de empleados, y tampoco se producen demasiadas vacantes. Esta drástica caída de la oferta laboral se da en un contexto en el que la demanda sigue en alza: en la Argentina hay alrededor de 4.061.000 personas que están buscando empleo, según reveló el último informe de la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (INDEC). De este total, 1.086.000 están desocupadas, y 2.975.000 ocupadas demandantes –1.367.000 de ellas son subocupadas–, tomando como referencia la población total urbana (no está contemplada la población rural).

Es decir, que la mayoría de los que están activamente buscando un trabajo ya tienen uno, pero emprendieron este proceso ya sea para acceder a una segunda fuente de ingresos o para reemplazar el empleo que tienen en la actualidad, ante la pérdida de poder adquisitivo y el hecho de que cada vez cuesta más llegar a fin de mes.

Los datos, difundidos recientemente, son del último trimestre del año pasado, y se estima que este número se incrementó en la actualidad. En esto coinciden quienes trabajan en consultoras abocadas a la búsqueda de personal. Al respecto, Marcos Fontana, licenciado en Comunicación Social y consultor independiente de Recursos Humanos, confirmó a Uno Entre Ríos: «Efectivamente se advierte que hay más gente que tiene un trabajo y está buscando sumar otro. Esto sucede porque obviamente con un solo sueldo en muchos casos no está alcanzando».

«Se ve sobre todo se ve con algunas actividades, por ejemplo personas que trabajan en metalúrgica, herrería, carpintería, albañilería, en la parte de construcción o ese tipo de rubros básicamente, los que son más de oficio, que hacen algunas changas que pueden llegar a ser extras por fuera del horario laboral», dijo, y aclaró que si bien ahora se nota mucho, es una tendencia que ya se registra desde antes. Mucha gente por ahí trabaja en una empresa arreglando lavarropas y cuando sale de la empresa va y arregla lavarropas por su cuenta», comentó.

En este marco, Fontana refirió que la cantidad de personas que hoy están buscando empleo, ya sea desocupados o gente con trabajo, hoy supera ampliamente la oferta. Al respecto, sostuvo: «La verdad que está bastante parado el tema de búsqueda de personal. Ha bajado bastante estos meses la disponibilidad de puestos de trabajo, porque justamente las empresas no pueden proyectar; de acá a fin de año no tienen proyección porque no saben qué va a pasar».

Sobre este punto, analizó: «Marzo ha sido muy inestable, febrero también, entonces es como que todavía las aguas están turbulentas, no se ha estabilizado la economía, y no saben si tomar personal, sacar personal, adónde apuntar, adónde invertir. Es como que todavía van a esperar a que pase marzo y creo que en abril recién van a poder proyectar. Porque si le preguntas a cualquier empresario hoy, cuál es la proyección, responden que no tienen, que no saben qué va a pasar. Hay una mayor incertidumbre, como nunca hubo antes».

«Si hay una búsqueda puede darse por algún caso especial: para reemplazar a alguien se jubiló, o se fue del país, o se fue a vivir a otras provincias. Nadie está haciendo ningún movimiento apostando a algo; hoy se está trabajando y esperando a ver qué puede llegar a pasar y no están tomando decisiones», aseguró.

En su caso, hizo hace poco una convocatoria para un puesto de administrativo y recibió alrededor de 1.500 currículum vitae (CV), un número desmesurado comparado con otras búsquedas. Incluso, contó, recibió mensajes en sus redes sociales de personas implorando ser tenidas en cuenta para ese trabajo, ya que lo necesitaban. «Eso nunca me había pasado. Y me siguen escribiendo, me siguen llamando. La gente está muy desesperada», observó, y confió en que al menos 200 CV pertenecían a profesionales postulándose para ese puesto de administrativo: «Hubo gran cantidad de abogados, psicólogos y nutricionistas que se me presentaron», indicó.

No obstante, aclaró: «Hay algunos puestos que tienes más alcance, como el de administrativo, porque muchos tienen algo de experiencia, ya sea por haber realizado tareas afines, a veces por en empresas, a veces con familiares, y enviaron sus currículum. Tal vez si hay una búsqueda de un herrero, se presentan 20».

Incertidumbre

Acerca de cómo se vislumbra el panorama para los próximos meses, Fontana evaluó: «La incertidumbre que existe en real y que va a pasar marzo así, recién en abril se va a estar viendo qué puede pasar».

Asimismo, explicó: «Antes se proyectaba a dos años, después se bajó un año, después a seis meses y ahora ya no tienen proyección las empresas, no saben para dónde ir. Mucha gente del Parque Industrial están dando licencia porque no tienen trabajo, no tienen producción. Está complicado».

«Por ahí si alguien tiene trabajo, el mejor consejo es tratar de no moverse de donde está y aguantar este momento como se pueda, no hacer un salto al vacío que uno no sabes cómo puede salir y si después va a conseguir otro empleo», concluyó.

Fuente: Análisis

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube
YouTube
Instagram
WhatsApp