14 de julio de 2024

Despertar Entrerriano

Diario de Concordia

En conmemoración al Dia del Médico Rural, entrevistamos al Dr. Angel Emilio Pennacchi

Cada 4 de julio se celebra en Argentina el Día del Médico Rural en homenaje al nacimiento de Esteban Laureano Maradona, quien ejerció esa profesión, además de ser naturalista, escritor y filántropo. Nació el 4 de julio de 1895 en Esperanza, provincia de Santa Fe.

Nuestro medio Despertar Entrerriano, recibió en el estudio de redacción la visita del médico clínico Angel Emilio Pennacchi, quién ejerció toda su vida en la localidad de Los Charrúas, Departamento Concordia. Nos comentaba lo siguiente: “Hace 40 años que estoy en esta profesión, toda una vida. Esto es una vocación que tuve desde chico, motivado por mi abuelo que siempre me inculcó a estudiar algo. Dentro de mi familia soy yo solo médico, soy nacido en Yeruá, y ahí mi padre hacía de enfermero porque no había quien aplique inyecciones”.

DE: ¿Qué significa ser médico rural?

EP: Es estar en una población pequeña donde no hay atención especializada de la medicina, sino que hay atención primaria de la salud y eso es muy importante porque previene todo tipo de problemáticas. El médico a parte de atender lo diario, también previene todo esto.

DE: ¿Cuáles son las diferencias de la medicina de antes con la de ahora?

EP: La medicina en sí evolucionó mucho en todo este tiempo, y las zonas rurales fueron poblándose de médicos rurales por más que hay carencia aún. Comúnmente los médicos se juntan en los conglomerados donde hay mayor habitantes, donde tienen más acceso a distintos servicios.

Lo poblacional es mayor diferencia con años atrás. Las comunidades crecen y se requieren cada vez más médicos para la atención de esos puntos.

DE: Una de esas diferencias son las distancias…

EP: Si, hoy estamos un poco más cerca de todo. Lo que por ahí nos dificulta son los caminos rurales que no están en buen estado, los accesos a las localidades. El tramo Los Charrúas-Concordia no está bien, antes era mucho más fluido.

DE: ¿Puntualmente dónde atiende?

EM: Siempre en Los Charrúas, pero también trabajé en el año 1985 en la localidad de La Criolla. Fui porque no había médico en ese momento y fui hasta tanto nombraban uno.

DE: ¿Los avances tecnológicos acompañan?

EP: Si, lógicamente se han incorporado nuevos elementos en la práctica de la medicina. Es muy positiva para el diagnóstico de las enfermedades que es lo principal. En los lugares rurales está medio privado de muchos servicios de diagnóstico, por eso hay que volver a la medicina antigua de la parte clínica. Tratar de hacer el examen manual, físico, todo como era antes porque hay veces que no tienes los medios necesarios para llegar a un diagnóstico con elementos más especializados.

DE: ¿Cuáles son los mayores desafíos en esta profesión?

EP: Lógicamente que la buena atención médica es uno de ellos, en la parte clínica médica, cuando uno empieza con cariño los pacientes son amigos porque en la parte rural, al ser pocos, nos encontramos todos juntos. Compartimos fiestas, cumpleaños, comidas. Todo eso también se fue perdiendo, el contacto con el otro, la atención médico-paciente.

DE: ¿Experiencia gratificante en 40 años?

EP: Hay muchas situaciones que me gratifican. Cuando inicie, en el Centro de Salud éramos tan solo dos pero cuando me jubile éramos 20. Al principio yo tenía que hacer todo desde la clínica, la sutura, curaciones, todo. Ahora hay muchos especialistas que van dos o tres veces por semana.

Lo puntual que me gratifica es que antes no había obstetra, entonces me tocó hacer más de 50 partos. En los partos rápidos, me pedían auxilio porque el trayecto era largo a Concordia.

Fui educando también a la gente que cuando tengan los primeros síntomas antes del nacimiento, vayan al centro de salud para que podamos derivarlos.

DE: Emilio vio nacer, crecer y desarrollarse a las personas…

EP: Sí, lógicamente y algunos que ahora son padres. Hace 6 años me jubilé, es por eso que en pediatría no hago más, aparte está la pediatra nueva en el Centro de Salud. Deje de atender a personas mayores también, porque era mucha la cantidad de gente que se atendía.

Prefiero atender adultos, que es para lo que me especialicé.

DE: ¿Cómo ve la medicina rural dentro de 10 años?

EP: Creo que la medicina rural va a evolucionar, pero poco. Porque los médicos que se van formando tienen que hacer especialidad. No les sirve hacer esa etapa de su carrera como médico rural, sino habría en todas las localidades médicos.

Es por eso que a todos esos jóvenes que se van recibiendo les digo que esta actividad es muy linda, porque tenemos contacto cotidiano con el paciente. Con los años uno le da un valor importante a todo esto, hay que apostar a la medicina rural porque hace falta en todo el país. Argentina es grande y Concordia también, necesitamos médicos en las localidades.

DE: ¿Volvería a elegir este camino, ser médico rural?

EP: Si, sin dudas. Me dio muchas satisfacciones, logré dentro de estos 40 años formar una familia, tener hijas y formarme como persona también.

Te invitamos a ver la entrevista completa en «Entrevistados» disponible en nuestro canal de YouTube: Despertar Entrerriano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

YouTube
YouTube
Instagram
WhatsApp